Devocional Isaias1:16

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos esta mañana la palabra de Señor en Isaias1:16
“Lavaos y limpiaos, quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos, dejad de hacer lo malo”.

Lo más triste que pudiera suceder en nuestras vidas como cristianos es el hecho de terminar un año MAL y comenzar uno nuevo de igual forma, MAL!
La palabra de hoy es una palabra de parte del profeta Isaías que viene hacer un llamado al ARREPENTIMIENTO y a un CAMBIO DE ACTITUD pero lo lamentable de esto es que hoy en día muchos en el pueblo de Dios toman la decisión de caminar de forma terca y obstinada en una rebeldía que más temprano que tarde dará tristemente esos frutos que realmente no deseamos.

QUIZÁS NOS HAGAMOS LA PREGUNTA y ¿Cómo podemos cambiar para AGRADAR a DIOS?

Cuando leo Isaías 1, puedo ver un problema que es evidente. El análisis que Dios hace de la raza humana es que estamos TOTALMENTE CORROMPIDOS, la Biblia también dice en Romanos 3:10-12 que justo no hay ni siquiera uno; No hay nadie que entienda. No hay nadie que busque a Dios. Todos se absolutamente todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay nadie que haga lo bueno, no hay ni siquiera una sola persona. (TLA Ps Abel)

Lo curioso de todo esto es qué hay algunos que han intentado limpiar sus vidas ellos mismo por medio de RITOS y CEREMONIAS. Cada tanto tiempo la gente tiene el deseo de dejar de hacer aquellas cosas que obviamente les hacen daño a ellos mismos y a otros. Pero parece que nunca funciona.

Quizás dejen de hacerlo por un tiempo, pero entonces otro mal hábito sale a la superficie, y pronto regresan a las viejas maneras y a las viejas costumbres.
¿Puede el hombre dejar de hacer lo malo sin la ayuda de Dios?
Estoy COMPLETAMENTE SEGURO que NO
.
El hombre no tiene ningún poder para cambiar. Pero el evangelio, las bellas buenas nuevas que encontramos en la Biblia, SI PUEDE HACERLO y esa es la razón por la que Dios nos ha dado por medio del evangelio la manera de derribar el problema humano y de esta forma darnos un corazón CAMBIADO para enseñarnos una nueva forma de vivir.

Isaías 1:18 NOS DICE:
“Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

David entendió que sólo Dios era el único que podía perdonar los pecados y es por eso que él le dijo al Señor en el Salmos 51:1-4
“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad,Y límpiame de mi pecado. Porque yo reconozco mis rebeliones,Y mi pecado está siempre delante de mí. Contra ti, contra ti solo he pecado,Y he hecho lo malo delante de tus ojos.”

David deja por sentado que NO HAY REMEDIO en el hombre en sí. No podemos SANARNOS a NOSOTROS MISMOS. Necesitamos hacer más que cambiar NUESTROS HÁBITOS. Nosotros necesitamos cambiar, y ese cambio sólo puede ocurrir en una ESTRECHA RELACIÓN con el ÚNICO DIOS VIVIENTE.

ALCANCE VICTORIA CUBA 🇨🇺 hagamos de este nuevo año el escenario perfecto para trazar una nueva vida en donde la limpieza de nuestros corazones sea del todo una realidad. Confiemos en el SEÑOR, ÉL es el CORDERO DE DIOS que quita el PECADO del MUNDO.

DIOS les bendiga mucho!
Ps Ernesto Cos
Ps Abel y Angélica

Categorías: Devocionales