Devocional Hebreos 10:34b; Salmos 2:8

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leemos en esta mañana la palabra del Señor en Hebreos 10:34b; Salmos 2:8

“….sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y PERDURABLE HERENCIA en los cielos.”

“Pídeme, y te daré por HERENCIA las naciones, Y como posesión tuya los confines de la tierra.”

Vivimos tiempos convulsos donde todo a nuestro alrededor pareciera desmoronarse; la economía ha sufrido y está sufriendo cambios agresivos en todo el sentido de la palabra, los precios se incrementan escalonadamente mientras el valor del dinero disminuye.

Pareciera que no podremos dejarle a nuestros hijos ninguna herencia material por más que quisiéramos ya que todo a nuestro alrededor parece conspirar contra ello.

Sin embargo el texto que en esta mañana les comparto habla de manera profunda a mi vida y a mi corazón, el Señor me hablaba claramente por medio de este versículo de la Biblia diciéndome: ¡Hijo, sin importar que al igual que Job lo pierdas todo, tienes de MÍ una HERENCIA PERDURABLE en los cielos! ¡¡QUE BENDICIÓN!!

Esta es una promesa maravillosa para todos aquellos que somos hijos de Dios. Si se fija, desde ya somos COHEREDEROS con Cristo Jesús de sus riquezas en gloria. El mismo Jesus nos dijo por medio del Evangelista Juan 14:2

“En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.”

Que hermoso es saber que nuestro Señor y Dios ha preparado un lugar para nosotros en la patria celestial, que tremendo es saber que somos hijos y que un día estaremos con nuestro Padre Dios disfrutando de la Gloriosa VIDA ETERNA que nos espera junto a ÉL

Los despojos y las pérdidas que podamos experimentar en esta tierra nunca se han de comparar con la gloriosa morada que eternamente disfrutaremos con nuestro Dios, así que animémonos en esta mañana, levantemos con confianza nuestro rostro al cielo y agradezcamos a Dios porque sus promesas son sí y amén.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 si hay algo que he podido experimentar a lo largo de mi vida es que nuestro Dios es FIEL y no FALLA, ÉL no puede NEGARSE a sí mismo, por lo tanto podemos dormir tranquilos sabiendo que tenemos asegurada nuestra eternidad por medio y a través de la FE en Cristo Jesús.

Sí! es cierto que humanamente podemos sentirnos desesperados ante las situaciones desesperanzadoras que se nos puedan presentar, pero pongamos nuestra confianza en el Señor, pongamos nuestra confianza en el Señor y DESCANSEMOS en todas y cada una de sus promesas porque el tiene cuidado de nosostros.

Dios les bendiga mucho en esta mañana.

Ps Abel y Angelica

Categorías: