Devocional LUCAS 7:46

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leemos en esta mañana la palabra del Señor en LUCAS 7:46
“No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies.”

El texto de esta mañana nos habla de cómo una MUJER PECADORA en este lunes de Semana Santa UNGE AL SEÑOR JESÚS con un PERFUME DE ALTO VALOR y es censurada por este acto, pero ¿por qué no miramos el contexto?

La Biblia nos dice en el versículo 36 que uno de los fariseos de la ciudad le había pedido en este día que comiese con él en su casa a lo que Jesús accede, y fue precisamente en ese momento que estando sentado a la mesa esta mujer que la Biblia la describe como pecadora trayendo un frasco de alabastro lleno de perfume comienza a derramarlo en los pies del Señor y al mismo tiempo comienza a secarlos con sus cabellos, lo que provocó un sin número de pensamientos y comentarios que lejos de aprobar aquello lo condenaba.

Lea la historia completa y verá cómo Jesús aboga por ella y la defiende porque lo que ella hacía era una expresión de adoración y al mismo tiempo una ofrenda que preparaba al maestro para lo que abría de acontecerle en esta su última semana.

Quizás pudieras pensar y decir, pero pastor esta mujer era una mujer pecadora y de una MALA VIDA, es cierto, pero aún cuando se veía así Jesús le permitió que hiciera aquello. Si usted lee la historia completa se dará de cuenta que esta mujer pecadora aprovechó la ocasión para dar y así ofrecer lo que tenía en ese preciso momento en sus manos, SU FRASCO DE ALABASTRO.

La pregunta que quisiera hacerle en esta mañana es la siguiente: Si usted hubiese estado allí ¿QUÉ LE HUBIERA OFRECIDO A JESÚS? Recuerde! Son sus últimos días y está a punto de dar su vida por usted y también por mi, por eso le pregunto nuevamente ¿QUÉ LE HUBIERAS OFRECIDO?

Si hay algo que tengo claro es que JESÚS MERECE LO MEJOR DE CADA UNO DE NOSOTROS y es esa la razón por la que nosotros deberíamos de darle todo sin reservas y sin condiciones así como lo hizo esta mujer.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 HOY LUNES SANTO debemos tomar este momento de la historia para que juntos hagamos el compromiso de OFRECERLE A JESÚS AQUELLO DE TANTO VALOR QUE AÚN NO LE HEMOS DADO, tengamos en cuenta que ÉL entregó TODA SU VIDA para RESCATARNOS a cada uno de nosotros de una ETERNIDAD totalmente SIN DIOS producto a nuestro pecado.

Así que pongamos TODO LO QUE TENEMOS EN NUESTRAS MANOS A LOS PIES DE JESÚS TAL Y COMO LO HIZO ESTA MUJER, UNJAMOS SUS PIES CON NUESTRAS LÁGRIMAS Y ACABEMOS DE VIVIR NUESTRAS VIDAS COMPLETAMENTE CONSAGRADAS A ÉL PARA LA GLORIA DE SU NOMBRE.

Oremos en este día para que podamos darle lo mejor a nuestro Señor Jesucristo!

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana.

Ps. Abel Pérez

Categorías: Devocionales