Devocional 1 REYES 3:26-27

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en 1 REYES 3:26-27
“26 Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! DAD A ÉSTA EL NIÑO VIVO, y NO LO MATEIS. Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.
27 Entonces el rey respondió y dijo: Dad a aquélla el hijo vivo, y no lo matéis; ELLA ES SU MADRE.”

Si hay algo de lo cual toda la vida he estado claro es que una madre siempre va a estar dispuesta a SACRIFICARSE por tal de que a sus hijos nunca les suceda nada.

El texto de esta mañana nos habla el cómo una madre en tiempos de Salomón prefirió el ceder a su hijo antes que verlo morir y la razón es que una BUENA MADRE siempre va a estar dispuesta a darlo y a sacrificarlo TODO por sus hijos.

Lea esta historia a partir del versículo 17 de este mismo capitulo 3 y se dará cuenta de todo lo que sucedió y la razón por la cual esta madre estuvo dispuesta a hacer tal sacrificio.

Si hay algo que siempre me ha sorprendido es el hecho de que las madres tiene el don de hacer sacrificios que no muchos desean hacer, ellas son especialistas en CEDER, en CALLAR, en ARRIESGAR y mucho mas en AMAR aún cuando los hijos no hacen las cosas del todo correctas y esa es la razón por la que ellas son especiales siendo MADRES.

¿Se ha preguntado usted alguna vez como hijo los sacrificios que tuvo que hacer su madre para que usted pudiera llegar a ser el hombre o la mujer que hoy es? ¡SI NO LO HA HECHO LE INVITO A QUE LO HAGA EN ESTE DIA PORQUE SIN LUGAR A DUDAS HAY COSAS QUE USTED DESCONOCE!

Siéntese en uno de estos días junto a ella y PREGÚNTELE cuáles fueron esos sacrificios mas significativos que tuvo que hacer mientras eras un inocente niño inocente o quizás durante el tiempo en que eras un joven lleno de sueños. Haz esto que te digo y de seguro te sorprenderás al oír sus historias como respuesta.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 nosotros como hijos no podemos pensar que las cosas que hemos podido alcanzar hasta este día han sido única y exclusivamente por el esfuerzo nuestro porque ESTO NO ES ASI, hay mucho de lo que hoy somos y tenemos que en cierta forma se lo debemos a nuestras MADRES y a su amor por cada uno de nosotros.

Así que AGRADEZCÁMOSLE A DIOS por la bendición de haber tenido una madre que quizás sin tener mucho estuvo en su momento dispuesta a sacrificar mucho o todo por tal de que nosotros tuviésemos la vida que hoy todos disfrutamos.
Agradezcámosles a Dios pero también agradezcámosle a ELLAS.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración!

Ps Abel y Angelica

Categorías: