Devocional HEBREOS 12:14

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en HEBREOS 12:14
“14 Seguid la paz con todos, y la SANTIDAD, sin la cual NADIE VERÁ al SEÑOR.”

En el libro de Hebreos se nos hace una advertencia que todos debemos considerar y atender si es que queremos ver a Dios: SANTIDAD, sin la cual nadie verá al Señor.

Desde el Antiguo Testamento vemos como el Señor demandaba a los Israelitas a realizar los ritos de purificación con el objetivo de no presentarse INMUNDOS delante de su presencia, e incluso vemos como su SANTIDAD mató a algunos hombres que no tomaron en cuenta sus exigencias. Veamos la importancia de ser verdaderamente santos. Por ejemplo:

Nadab y Abiú murieron por ofrecer fuego extraño delante del Señor: “Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó. Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová”, (Levítico 10:1-2).

En otra ocasión muchos israelitas murieron como consecuencia de haber visto el arca del pacto sin haberse CONSAGRADO previamente: “Entonces Dios hizo morir a los hombres de Bet-semes, porque habían mirado dentro del arca de Jehová; hizo morir del pueblo a cincuenta mil setenta hombres. Y lloró el pueblo, porque Jehová lo había herido con tan gran mortandad. Y dijeron los de Bet-semes: ¿Quién podrá estar delante de Jehová el Dios santo? ¿A quién subirá desde nosotros?”, (1 Samuel 6:19-20).  

También Uza murió por tocar el arca del pacto cuando esta caía: “Pero cuando llegaron a la era de Quidón, Uza extendió su mano al arca para sostenerla, porque los bueyes tropezaban. Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió, porque había extendido su mano al arca; y murió allí delante de Dios”, (1 Crónicas 13:9-10).

Aunque hoy vivimos en el tiempo de la gracia eso no significa que Dios tolere el pecado y por ello cada uno de sus hijos debe SANTIFICARSE delante de su presencia, pero veamos las razones por las cuales debemos hacerlo.

  1. Porque Dios es Santo
    La primera razón por la cual debemos ser santos es porque Dios es santo y nada inmundo se acercara a Él.
  2. Porque juzgara todas nuestras obras.
    “Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación…”

            La segunda razón por la cual debemos ser santos es porque Dios juzgara todo pecado. La Biblia es clara al enseñarnos que hay un día establecido para juzgar a todos los hombres.

  1. Porque nuestra santificación costó la sangre de Cristo.
    Cada vez que pecamos estamos menospreciando el sacrificio que nuestro Señor Jesucristo hizo en la cruz del Calvario para perdonar nuestros pecados, limpiarnos de nuestras maldades y darnos vida eterna.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 cada uno de nosotros esta llamado a vivir en SANTIDAD en medio de los tiempos que nos ha tocado vivir.

Estamos llamados a VALORAR el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo viviendo en SANTIDAD para que de esta forma su nombre sea Glorificado por todos los hombres que nos ven vivir nuestras vidas en este mundo.

Tomemos este día de miércoles para juntos venir ante nuestro Dios y una vez en su presencia podamos hacer un pacto de vivir en SANTIDAD hasta que el venga por nosotros.

Que Dios les bendiga mucho es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angelica

Categorías: Devocionales