Devocional ISAIAS 58:9-10

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en ISAIAS 58:9-10
“9 Entonces INVOCARÁS, y TE OIRÁ Jehová; CLAMARÁS, y dirá ÉL: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;
10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.”

Me encanta leer del profeta Isaias, en mi opinión creo que es directo y sobre todo su mensaje es apelativo en todo el sentido de la palabra.

Es por ello que esta mañana al leer los versículos que nos ocupa verá como al hablar del CLAMOR y la ORACIÓN nos orienta de manera inequívoca para que de Dios podamos recibir respuesta a nuestras oraciones.

Dice la palabra que si nosotros le INVOCAMOS ÉL nos OIRÁ y si CLAMÁREMOS a Él entonces nos dirá que esta junto a nosotros si quitamos aquellas cosas que nos separan de Él. La pregunta de esta mañana entonces es: ¿SABE USTED CUÁLES SON AQUELLAS COSAS QUE DEBE REMOVER DE SU VIDA?

Usted y yo sabemos perfectamente cuáles son, usted y yo sabemos el como estas nos impiden poder ver a Dios obrar y así responder lo que yo llamo VIEJAS ORACIONES hechas las cuales no han recibido la respuesta que deseamos por continuar pidiendo en total DESOBEDIENCIA . Hay que APARTARSE DE AQUELLO QUE IMPIDE EL QUE NUESTRAS ORACIONES TENGAN RESPUESTAS FAVORABLES DE PARTE DE NUESTRO DIOS.

¿Qué desea, SANIDAD? Entréguele a Dios esa CONFIANZA INTERMITENTE que todavía hoy tiene. ¿Que desea, DONES Entonces CONSAGRE SU VIDA al Señor. ¿Que desea, que su familia sea SALVA? Predíquele fielmente por medio de su vida y de su testimonio y entonces verá el milagro suceder delante de sus ojos.

No posterguemos mas esos sueños que hemos orado por vivir vidas lejanas fuera de la voluntad de nuestro Señor y nuestro Salvador Jesucristo.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺démosle a nuestro Dios esas áreas de nuestras vidas que por años le hemos negado para que nuestras ORACIONES dejen de tener estorbo delante de la presencia de nuestro Dios. Tengamos a bien el CLAMAR Y el ORAR delante de su presencia sin cosas que impidan el que nos llegue esa petición que por años hemos hecho delante de nuestro Señor pero que aun no hemos conseguido ver por no rendirnos por completo a su perfecta voluntad.

Este es el tiempo perfecto para CONSAGRARNOS DEL TODO PARA DIOS y de esta forma podamos recibir la respuesta que tanto hemos anhelado para nuestro gozo pero también para la Gloria de nuestro Señor y Salvador CRISTO JESUS.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angelica

Categorías: Devocionales