Devocional ISAIAS 26:3

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en ISAIAS 26:3
“3 Tú guardarás en completa PAZ a aquel cuyo pensamiento EN TI PERSEVERA; porque en ti ha confiado.”

¿Sabía usted que el mantener nuestros pensamientos PERSEVERANDO, es decir, ENFOCADOS en nuestro Señor y en lo que es su VOLUNTAD nos hace vivir en PAZ?

¿Quien es esa persona que no quiere vivir en PAZ en medio de los tiempos que estamos viviendo? CREO QUE TODOS ANHELAMOS LA IDEA DE VIVIR EN PAZ.

Hoy mas que nunca deberíamos de tener PENSAMIENTOS enfocados en nuestro DIOS si deseamos tener PAZ y también ver todo aquello que ANHELAMOS Y DESEAMOS se cumpla en nuestras vidas, sé que es difícil esto en muchas ocasiones pero deberíamos de INSISTIR en que cada uno de ellos (nuestros pensamientos)estén en verdad COMPLETAMENTE DIRECCIONADOS HACIA DIOS.

Para nada es FACIL esto que digo ya que como muchos nos hemos dado cuenta TODO CONSPIRA EN CONTRA DE QUE NUESTROS PENSAMIENTOS PERSEVEREN EN CUANTO A DIOS Y EN CUANTO A LO QUE ÉL y SOLO ÉL ESPERA DE NOSOTROS.

Creo firmemente que el iniciar cada día PENSANDO en eso que le AGRADA a nuestro Dios es un GRAN RETO en todo los aspecto pero si deseamos en verdad vivir en esa PAZ que todos anhelamos entonces debemos de PERSEVERAR en que nuestra mente este continua y sistemáticamente ENFOCADA EN PERSONA DE NUESTRO DIOS.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 quisiera que juntos entendiésemos algo en este mañana y en este día y es que el vivir haciendo que nuestros pensamientos PERSEVEREN EN EL SEÑOR para nada es VIVIR AJENOS a lo que nos RODEA sino que por el contrario es tomar todo lo que hoy nos invita a PENSAR pero que cuando lo hagamos tengamos presente que debemos hacerlo siempre desde la perspectiva de hijos de Dios que hemos sido regenerados por la sangre de nuestro Señor Jesucristo.

Oremos en esta mañana para que TODOS NUESTROS PENSAMIENTOS estén enfocados en Dios y cada uni de ellos nos ayuden a tener PAZ.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angelica

Categorías: Devocionales