Devocional 2REYES 18:5-7

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en 2REYES 18:5-7
“5 En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. 6 Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 7 Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió.”

Hablar de ESPERANZA hoy en día es hablar de algo que ya muchos desgraciadamente no tienen. Quizás el fracasar tantas veces, el tener que volver a comenzar o el seguir trabajando año tras año sin poder conseguir eso que tanto se ha anhelado es lo que posiblemente haya aniquilado por completo la poca esperanza que antes se tenía.

La Biblia nos habla en los versículos de esta mañana que el rey Ezequías
un día tomó la determinación de poner su ESPERANZA en el Señor y esta le bastó para vivir en todo el sentido de la palabra BENDECIDO!

La ESPERANZA en el Señor y en él corazón de Ezequías lo hizo ÚNICO de tal forma que en Judá no hubo ninguno antes de él con tanto favor de parte del Señor y es que su ESPERANZA era del todo VERDADERA.

Ezequías tenía esa gracia de Dios sobre su vida de tal manera que TODO lo que hacia contaba con el respaldo de su Señor y era PRÓSPERO y EXITOSO EN TODO.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 nuestra ESPERANZA en el Señor bien puede convertirnos en esos hijos de Dios PRÓSPEROS Y BENDECIDOS que tanto deseamos ser.

Estamos llamados a vivir ESPERANZADOS en medio de estos tiempos tan agitados y convulsos que desean de todas todas robarnos esa paz y esa tranquilidad que sabemos nos brinda la ESPERANZA que depositamos en nuestro Señor así que tengamos FE y que nada en este mundo nos convierta en esas personas desesperanzadas que deambulan por la vida sin ganas de seguir adelante confiados en su Señor.

Oremos en esta mañana para que nuestra ESPERANZA en el Señor sea AUTÉNTICA y PERMANENTE.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angelica

Categorías: