Devocional GÁLATAS 5:19

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en GÁLATAS 5:19
“19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, FORNICACIÓN, inmundicia, lascivia,”

La guerra que existe entre nuestro espíritu y nuestra carne todos sabemos que es una guerra dura y difícil de llevar, unas veces gana el espíritu, pero otras veces ………. bueno usted ya sabe!

El texto de hoy esta mañana es muy conocido en la palabra de Dios; el apóstol Pablo hace una lista de algunas de las obras de la carne y entre ellas tiene su lugar la FORNICACIÓN. Como toda obra de la carne esta actividad corrompe al que la practica y lo condena a la destrucción espiritual y física probablemente.

Las advertencias a lo largo de la palabra sobre esto no son en vano, sino que Dios nos ha dejado claras pautas para que podamos vivir de la manera más excelente posible.

Nuestro Dios no es un aguafiestas como muchos piensan que llega a una vida para arruinarle la diversión, ÉL es nuestro Padre amoroso que siempre busca lo mejor para nosotros, que desea que vivamos en el centro de su propósito y de su voluntad que es perfecta y no a expensas de nuestros fluctuante deseos.

Nuestra carne jamás se sacia y mientras más peca más desea seguir haciéndolo, el pecado trae consigo muerte y destrucción y por eso Dios ha querido evitarnos ese sufrimiento.

El alejarse de la FORNICACIÓN no debería ser un sacrificio sino más bien un modo sabio de conducir nuestras vidas en obediencia al Señor y los consejos de su palabra.

Alcance Victoria Cuba🇨🇺la fornicación es una falta que casi siempre esclaviza y hace a la persona caminar en total opresión y esclavitud . El mismo apóstol Pablo en Gálatas 6:8 nos dice “Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción”.

El espíritu de aquel que ha decidido practicar la FORNICACIÓN como un estilo de vida se encontrará completamente corrupto y destruido, sin embargo si hoy decides abandonar ese mal hábito de la FORNICACIÓN y ponerte a cuentas con Dios, Él es fiel y Justo para perdonar todos tus pecados y restaurarte con su eterno amor.

Dios no quiere que perezcamos, todo lo contrario, él desea que vivamos gozosos la vida que nos dió para que su nombre sea glorificado en nosotros desde ahora y para siempre.

Desechemos todo tipo de contaminación de la carne y en el espíritu corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angélica

Categorías: Devocionales