Devocional EFESIOS 5:3

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en EFESIOS 5:3
“3 Pero FORNICACION y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;”

El texto de esta mañana nos habla nuevamente de esta palabra FORNICACION que nos esta ocupado durante esta semana y la verdad me gustaría que se fijará como el apóstol Pablo le dice a los hermanos de Éfeso y también hoy nos dice a nosotros que “NI AUN esta palabra “SE NOMBRASE ENTRE NOSOTROS” no es solamente que NO SE PRACTIQUE sino que también les aconsejaba y nos aconseja que NI SE NOMBRE entre nosotros .

No puedo asegurar que esta iglesia hubiese practicado este pecado pero si Pablo toma tiempo para hablarles del tema entonces creo que les estaba advirtiendo que ni aun las conversaciones al respecto deberían de hacerse recordándole de esta forma el texto que les escribiera a la iglesia de corintios en el cual le dice: “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.
” 1 Corintios 15:33

Muchas veces los temas de conversación de los novios, tanto adultos como jóvenes los descalifica como santos, también esto suele pasar en ese matrimonio en el que uno de los cónyuge traiciona cayendo en FORNICACIÓN y pierde de esta manera ese calificativo de APARTADO PARA DIOS.

Es triste el ver como en ocasiones perdemos el entendimiento y nos olvidamos de que la Biblia nos identifica y nos llama “santos” por haber creído en Cristo, lo curioso de esto es que muchas de las veces nuestros temas de conversación suelen descubrirnos y así descalificarnos para entonces evidenciar que en verdad no somos esos santos que la palabra describe porque nuestros temas de conversación terminan delatándonos.

La FORNICACION nos roba muchas cosas y una de ella es la manera en la que Dios nos llama.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 somos nosotros los que decidimos si vamos a vivir en SANTIDAD o vamos a vivir en MUNDANALIDAD.

La vida cristiana es una y somos nosotros los que decidimos como la vamos a vivir, si en obediencia o en desobediencia.

La FORNICACIÓN no es algo que Dios apruebe y es precisamente por esta razón que debemos de apartarnos de esta práctica (si es que hemos caído en ella) de forma radical. Así que el tiempo perfecto de parar con todo eso es HOY y es AHORA!

Oremos en este día para que este pecado tan vergonzoso no sea tema de conversación y práctica entre nosotros.

Que Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Pastor Abel y Angélica

Categorías: