Devocional HECHOS 2:46,47

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en HECHOS 2:46,47.
“Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.”

Sin dudas el comienzo de la iglesia es algo espectacular. La mejor palabra para describirlo es AVIVAMIENTO. ¿Y que es un AVIVAMIENTO? Es cuando ocurre una RECONEXIÓN con lo que ya Dios había establecido. Fijémonos que el cristianismo no nace con un contexto teológico nuevo, sino que es la revelación final hecha por medio de Cristo, de lo que había sido anunciado por Moisés. Dicho de otra manera, es un mejor Pacto sobre mejores promesas (Hebreos 8:6) ¿Y por qué les hablo de esto? Porque en el corazón de Dios desde el principio estuvo que amáramos a nuestro prójimo como a nosotros mismos (Levíticos 19:18). ¿Y qué mejor manera para esto que servir a quien está a nuestro lado? Jesús repetiría estas mismas palabras en Mateo 22:39. ¿Puede ver conmigo la intención de Jesús de RECONECTAR a sus discípulos con este mandamiento que había sido ya dado en la antigüedad? Y se preguntará ¿Por que tanto énfasis en esto? La respuesta es sencilla, si la Biblia nos enseña que la voluntad de Dios es que sirvamos a nuestro prójimo, cuando cumplimos con esto nos RECONECTAMOS también con la voluntad de Dios.

Creo que este tiempo de COVID-19 ha sido una buena oportunidad para bendecir a otros. Nuestra nación ha atravesado por un tiempo difícil marcado por carencias y desabastecimientos. Aún así he podido ver muchos testimonios de personas dadivosas que han donado un medicamento que se necesitaba de forma urgente, han donado alimentos y aseo y en otras instancias hasta su propia sangre para salvar una vida. Nuestra iglesia en silencio ha sido de bendición para un número considerable de hermanos y queremos agradecer las muestras de amor de otros que siguen impulsando a la obra que estamos haciendo. El servicio a otros es sin dudas una forma de anunciar el evangelio. Me encantan las palabras de Jesús en Lucas 22:27 cuando dice “…Mas yo estoy en vosotros como el que sirve”. El verbo encarnado de Dios no dudaba en ceñirse una toalla y limpiar los pies de sus discípulos. Una lección de humildad y servicio que debería motivarnos a todos a buscar la manera de ser de bendición a quienes nos rodean.

A pesar de lo que les hablo en el párrafo anterior, es triste reconocer que la DESCONEXIÓN con Dios crea una APATIA hacia el prójimo. Hace unos días alguien me decía ¡CUBA NECESITA UN CAMBIO DE CORAZÓN! Esto lo decía al mirar lo deshumanizada que estaba la gente por causa de las carencias y los problemas. Un espíritu de EGOISMO, que promueve la FALTA DE MISERICORDIA golpea a diario nuestras puertas. En medio de tantas carencias podemos ser tentados a cerrar nuestras manos para bendecir a otros por miedo a no tener más. Pero le recuerdo DIOS PROVEE! ¿Por que le hago énfasis en esto? Por que una iglesia que se cierra a servir a su prójimo sencillamente DEJA DE PREDICAR y si no PREDICAMOS ESTAMOS MUERTOS.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 la predicación y el servicio van de la mano, los primeros cristianos tenían esto muy claro. Compartían el pan y se sacrificaban el uno por el otro y puedo decir con toda seguridad que fueron testigos de uno de los más grandes avivamientos del mundo.

Oro a Dios en esta mañana para que Dios ponga en tu corazón un fuego que te motive a ser de bendición a todos los que te rodeen y puedan ver el mismo espíritu de nuestro maestro en Ti.

Prediquemos a Cristo mientras servimos, anunciemos las buenas nuevas mientras bendecimos a quienes nos escuchan.

Bendiciones.

Yosmel Hdez
Pastor Abel y Angélica

Categorías: Devocionales