Devocional Mateo 25:34:40

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en Mateo 25:34:40

“34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; 36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. 37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.”

Que bendición poder iniciar esta mañana con un pasaje como el de este día, definitivamente nosotros como cristianos y como iglesia Alcance Victoria tenemos una gran responsabilidad con nuestra comunidad, responsabilidad que en muchas ocasiones se nos olvida por lo ocupado que pasamos nuestras horas y también nuestros días.

Sin embargo, no por ello dejamos de estar llamados por Jesús a reconciliar a nuestra comunidad con nuestro Dios. Siempre me ha llamado mucho la atención cuando la biblia dice que cuando ayudamos a los Presos, a los hambrientos, a los sedientos, a los que no tienen ropa o casas o viven desamparados, Jesús (verso 34) los llama benditos de mi padre.

La iglesia no debería de estar divorciada de este mundo, la iglesia está llamada a transformar a este mundo desde el interior de su soledad, ahora ¿cómo es que lo vamos hacer?

Son muchas los hermanos que me han preguntado el ¿Por qué? En ocasiones en la comunidad en la que ellos viven son pocos los que se salvan y de esta forma llegan a creer en Jesucristo. creo que una de las respuestas está en que la iglesia vive DESCONECTADA de su COMUNIDAD, regalamos un tratado, volante o papelito en la puerta de alguien y creemos que con esto YA HICIMOS MUCHO cuando en verdad eso no es otra cosa que solo el comienzo.

En este día sería bueno que pensásemos en el cómo puedo en verdad llegar ser una bendición para mi barrio y para mi ciudad.

Deberíamos de hecho en ocasiones pensar en como convertirnos en esa bendición y no esos criticones que solo evalúan lo critico de la comunidad sin llegar hacer algo por ella.

Es tiempo de ser parte de la solución para aquellos que nos rodean, imagina coger un poco de pintura e ir a la casa de los ancianos de mi cuadra y pintarle, y llevarle un poco de viandas o de pollo, interesarme cuando alguien en mi cuadra tenga covid y llamarle y decirle estoy orando por ti, y muchísimas cosas más, creo que estas personas estarían más abiertas a asistir a mi iglesia y entregarle su corazón a Cristo si de corazón hacemos esto para la gloria de Dios.

Alcance Victoria Cuba. La iglesia que conozco desde el año 2002 ha sido una iglesia que ha impactado los barrios, y las comunidades, siempre nos han identificado por eso en nuestro país. Y creo eso no se ha perdido, de hecho nuestro pastor es un ejemplo de ello, siempre esta peleando para que nuestra visión no se caiga, creo que todos juntos debemos hacer la parte que nos toca, y tiene que haber un despertar.
Ok, te apagaste, no has hecho nada en estos meses de covid, no se puede volver el tiempo atrás, sécate las lágrimas, sacúdete el polvo y enfócate, recobra ánimo y seamos parte del avivamiento que Dios quiere enviar de vuelta a nuestra comunidad.

Que Dios le bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Ps. Manuel Fdez Alberte LCV
Ps. Abel y Angelica Pérez

Categorías: