Devocional Warriors

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Adicciones

Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna.
1 Corintios 6:12

¡Buen día muchachos!🌥️

La adicción es algo que llega a nuestras vidas y muchas veces  sin darnos cuenta. Creemos que lo que hacemos no nos afectará y que tenemos todo bajo control. Incluso muchas veces hasta decimos: ¿cómo una cosa tan pequeña nos puede dominar la vida?.

Pero, ¿sabes algo?… Esta es una de las primeras frases que usan la mayoría de los adictos. Por eso quiero que juntos nos preguntemos:
¿Cómo sabemos que tenemos una adicción?

Primero que todo, la persona adicta es aquella  que, aún sabiendo que el consumo de sustancias o la realización de conductas adictivas están causando problemas en su vida; es incapaz de dejar de consumirlas o de realizarlas. Internet, la telefonía móvil, los videojuegos, los chats, las redes sociales, están provocando numerosos casos de dependencia.

De seguro dices: ¡¡¡Bueno Cristian todo hoy en día se hace por ahí, no seas legalista!!!

No se trata de ser un legalista, sino de poder ver que a diario estos pequeños gigantes están ocupado la mayor parte de nuestro tiempo, apartando así al centro de nuestras vidas: “Jesús”.

Hagamos algo.
Si yo te preguntara que es lo primero que haces cuando cuando abres los ojos en la mañana, ¿qué me dirías?.
Lo más probable es que coges el teléfono y ves quién te ha escrito.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta relacionados con la adicción a las nuevas tecnologías.
Si quieres puedo compartir algunos signos de alarma que se asocian al comportamiento adictivo en concreto:

Tendencia al aislamiento.

Uso excesivo que conlleva un abandono de obligaciones y responsabilidades.

Reproches y/o conflictos por el uso excesivo de Internet, teléfonos, videojuegos, entre otros.

Uso a deshoras que pueda implicar pérdida de sueño o de descanso.

Sufrir ansiedad, irritabilidad e incluso malestar físico en caso de no poder utilizar el objeto de la adicción.

Lastimosamente hay muchos jóvenes que hoy en día estan experimentando esto, dejando a un lado sus vidas verdaderas para entrar en un mundo de fantasías y superficialidad. Seamos reales, esto es un problema que podemos ver hoy en día en nuestras casas, en nuestras comunidades, en nuestros amigos, e incluso en la misma iglesia.

Es como un parásito que carcome el espíritu lentamente.
Primero que todo afectando la visión; y con esto no me refiero a la vista ocular, sino a la celestial, quitándole así el enfoque a sus víctimas.
Segundo la comunión, la comunión con Dios, con los hermanos, con la familia,con la comunidad y en el caso de alguien que esté casado y con hijos obviamente junto con estos otros también.
A causa de este aislamiento viene algo que es inevitable: Muerte espiritual

Hace días escuché a alguien que dijo la siguiente frase:
Si abrimos la Biblia, la misma cantidad de veces que lo hacemos con el teléfono, créeme que otro gallo cantaría.

Es por ello muchachos, que creo que sería bueno que juntos oremos para poder entregar estas áreas a Dios que tanto nos estorban en nuestras relaciones con Él.

Dios te bendiga y que tengas un excelente día.

Warriors por el mundo 🌍🛡️⚔️

3ra Ola Más Fuerte Que Ayer 🌊🌊🌊

Hno: Cristian Ortega

Categorías: G.A.N.G.