Devocional Warriors

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Regresemos al Primer Amor

Apocalipsis 2:2-5
2-Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;
3-y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.
4-Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
5-Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

¡Buen día muchachos!🌥️

¿Recuerdan nuestros primeros días de convertidos?🤔

¡Wow!🤩Cuanta pasión, amor, denuedo y valentía. Por lo menos en mi caso fue así. No tenía temor alguno en predicar el evangelio a viva voz. Aún en los lugares que menos se imaginan, tanto así que tenía pensado entrar en el patio de un Plante Abakuá y proclamarles allí de que Cristo era el Rey de Reyes y Señor de Señores.

Para los que no conocen un “Plante abakuá” es una sociedad secreta de origen cubano donde solo se aceptan varones. Es única de su tipo existente en el continente americano y junto con esto no podemos descartar que sus integrantes son altamente agresivos. Allí precisamente quería llegar yo y decirles de que en Cristo había nueva vida y perdón de pecados.

Esta, es tan solo una de las tantas historias que podemos contar cuando estamos en ese estado de éxtasis al que muchos llaman: “primer amor”.
Es en ese tiempo cuando nuestro oído espiritual era más agudo, escuchando la voz detrás de la voz y respondiendo sin titubear a la primera orden que se nos daba.

No temíamos a nada, sólo nos importaba predicar a Cristo y contarle al mundo entero de que en Él hay vida eterna. Cuando caminábamos por las calles nuestros espíritus se compadecían de las almas en gran manera. Nuestros tiempos de oración y búsqueda de Dios eran más fervientes; ¡y qué decir de la lectura de su palabra! Es como si le dieras un plato de comida a un perro callejero y éste, sin poder parar, se lo terminara en tan sólo unos segundos. Uff… ¡Qué tiempos esos!

Si eres observador tienes que haberte dado cuenta de que las formas verbales que he utilizado están en tiempo pasado. Aunque sea doloroso es una realidad. La iglesia de hoy en día tiene gran madurez en cuanto a teología, seminarios y organización pero ha olvidado que estas cualidades también formaban parte de la iglesia de Éfeso. La cual fue requerida por el mismo Señor a causa de la pérdida de su primer amor.

Hay una frase de Charles Spurgeon que escuché hace poco y me pareció algo relacionada con esto que estamos viviendo hoy en día:
“Los Cristianos no dicen mentiras, las cantan en la iglesia”
La verdad es que sí, ya que muchas veces estamos caminando por inercia en la carrera del evangelio honrando a Dios de labios pero con nuestro corazón apartado de Él.

Es seguro que esta mención en la Escritura, de los cristianos que abandonan su primer amor, es un reproche para los que hablan de esto con negligencia y así, tratan de excusar la indiferencia y pereza en ellos mismos y en otros; nuestro Salvador considera pecaminosa esa indiferencia.

Es por ello que debemos arrepentirnos y volvernos de esa pecaminosa inclinación, confesándola humildemente ante los ojos de Dios y pidiéndole que ponga nuevamente en nosotros ese celo, ternura y fervor, como cuando entramos al principio en sus caminos.

Mi deseo es que Dios los bendiga y que podamos volver a nuestro primer amor❤️
Tengan un excelente día.

Hno: Cristian A. Ortega

Categorías: gang