Devocional Gangirls

Publicado por Victory Outreach Cuba en

“La hermosura de la Mansedumbre”

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad
Mateo 5:5

Buen día chicas
En esta preciosa mañana de jueves me gustaría compartir con ustedes está pequeña porción de las escrituras , la cual nos muestra la gran belleza que posee la mansedumbre y los beneficios que esta nos brinda.

Mansedumbre viene del griego “praús”, quiere decir: apacible, pacífico, humilde. Es más que esto significa ser domados por el Espíritu Santo. La mansedumbre es poder, fuerza, espíritu, rudeza bajo control.

La mansedumbre es un fruto del Espíritu Santo y hace a los creyentes bienaventurados porque conservan el dominio de sus almas, son personas de un comportamiento modesto y gentil que ganan almas para el Señor con mansedumbre.

Cuando el Señor dijo: “Bienaventurados los mansos”, no se estaba refiriendo que debemos ser débiles de carácter, que tenemos que ir por la vida como la alfombra a la que todos maltratan.  A lo que se refería era que pusieran su fortaleza bajo el control del Señor.

Podemos ejemplificarlo de la siguiente manera:
Existe un vínculo muy especial entre un caballo y su jinete que le dirige.  El caballo es unas 7 u 8 veces más pesado que su compañero de viaje, tiene más del doble de su tamaño y fácilmente le supera en fuerza e ímpetu, sin embargo se somete al control de su amo.  Un caballo puede correr, saltar, cabriolar o quedarse quieto, obedeciendo al menor de los mandos de su jinete.  Eso sin duda es tener la fortaleza bajo un control perfecto y también define el concepto cristiano de la servidumbre.
Una de las formas en las que se manifiesta el fruto del Espíritu Santo en nosotros es al darnos una disposición más humilde o mansa. La persona llena del Espíritu Santo busca que Cristo sea exaltado, no va en busca de su propia gloria. Es enseñable y no anda con exigencias buscando a quien amedrentar.
El manso ha dejado atrás los arrebatos emocionales. El control de sus emociones está bajo la guía del Espíritu Santo y es por esta razón que todas sus palabras y sus acciones traen vida, acercando a las personas a Jesús.

Cuando voluntariamente nos sometemos bajo el control de Dios, seguimos el ejemplo dado por nuestro Señor en su primera venida a la tierra.  Él sometió Su poder a la voluntad del Padre .

Sin duda, existe una gran fortaleza en la servidumbre. Cuando esto sucede a un creyente, es evidencia del poder del Espíritu Santo actuando en nosotros. Cuando nos rendimos ante el poder Dios, la mansedumbre en lugar de debilidad, será nuestra mejor carta de presentación ante otros, de lo que Dios puede hacer cuando una persona se somete voluntariamente a Él.

“Los mansos heredarán la tierra”, en otras palabras: El Señor les otorga un legado, les da el deseo de sus corazones, los prospera en su camino y exhibe su justicia sobre ellos, son los herederos de todo en el futuro, porque se deleitan en su Palabra y en obedecer a Dios.

Chicas sólo el Espíritu Santo puede volvernos mansas cuando nos sometemos totalmente a Él.

Dios les bendiga grandemente 🙏🏼
Les amo mucho🤗❤️

Categorías: G.A.N.G.