Devocional 2 TIMOTEO 1:5

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de 2 TIMOTEO 1:5
“5 trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.”

Esta mañana me gustaría hacer énfasis en lo importante que es el discipulado en casa a nuestra familia en donde están nuestros hijos como descendientes y herederos de nuestra fe.

En el texto de hoy Pablo hace alusión a la fe de su hijo espiritual Timoteo la cual califica de “NO FINGIDA” no se usted pero creo que durante el tiempo que Pablo estuvo discipulando al joven Timoteo pudo percibir que este había sido heredero de la fe de su abuela y de su madre las que en mi humilde opinión fueron las primeras que DISCIPULARON a Timoteo desde niño y hasta que Pablo lo toma de la mano y lo pule por medio de su extraordinario discipulado intencional que este le diera mientras estuvo a su lado.

Por todo lo anteriormente expuesto es que creo que el DISCIPULADO comienza en el hogar, es en el seno de la casa materna de Timoteo en donde el DISCIPULADO tomó lugar sobre su vida y es precisamente en nuestros hogares en donde debería de iniciar el DISCIPULADO de nuestros hijos para que de igual forma puedan estos desarrollar una fe autentica y no una fe FINGIDA.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 cada uno de nosotros tiene la hermosa responsabilidad de DISCIPULAR a nuestros hijos mientras estos viven con nosotros, tenemos la responsabilidad y la oportunidad de que antes de que ellos salgan a la plataforma de este mundo aprendan con nosotros los principios y valores cristianos sin que nadie estorbe nuestra enseñanza sobre cada uno de ellos así que TOMEMOS TIEMPO PARA ELLO y no dejemos que nada ni nadie nos prive de la oportunidad de hacer nacer y hacer crecer en ellos una fe que para nada sea fingida o falsa así que INICIEMOS el DISCIPULADO DE NUESTROS HIJOS AHORA QUE AUN ESTAMOS A TIEMPO.

OREMOS EN ESTA MAÑANA PARA QUE SEAMOS NOSOTROS LOS DISCIPULADORES DE NUESTROS HIJOS.

Dios les bendiga mucho en esta mañana es mi deseo y también mi oración.

Ps. Abel y Angelica

Categorías: