Devocional Gangirls

Publicado por Victory Outreach Cuba en

“Aprendamos a perdonar”
Buenos días Gangirls🤣👸, leamos en esta mañana Juan 13:38b
Jesús le respondió: De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.

No hubo ni habrá otro maestro como nuestro Señor Jesús, pues Él nos modeló en todas las áreas, incluso en la del perdón.
Perdonar para algunos es fácil, sin embargo para otros es muy difícil, en lo personal creo que depende de la persona y del tamaño de la herida. No obstante Jesús de igual manera, no insta a que perdonemos incluso 70 veces 7😓.

En el pasaje de hoy vemos a Jesús diciéndole al propio Pedro, que le negaría 3 veces. Guaoo!! A lo mejor dirán: “es que Jesús tuvo una ventaja, ya Él sabía que le iban a negar, nosotras no sabemos cuando nos podrán herir”; es cierto 😅, nosotras no tenemos esa peculiaridad; pero podemos ser heridas o sentirnos traicionadas por una persona cercana, y cuando es así, el perdonar se hace más incomprensible.

Pedro fue uno de los doce, estuvo cerca del Señor en incontables ocasiones, compartieron el pan e incluso anduvieron tan juntos, que se podría decir que eran inseparables.
Llegó el día, Jesús estaba sufriendo, y me imagino, que en medio del dolor el Señor albergaba la posibilidad de que Pedro no le negara.
Sin embargo pasado un tiempo, Jesús vuelve a ver a Pedro, pero no le requiere ni le pregunta ¿por qué me negaste?
El perdón del Señor fue más allá, esta vez le dijo: “Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió Pedro: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El Señor le dijo: Apacienta mis corderos” (Jn 21:15).

¿Cómo que apacienta mis ovejas?😲, ¡Señor pero si fue él quien te negó!☹ Sorprendente…🤷‍♀️

Como esta historia, existen más en la Biblia, donde el perdón de Dios se extiende hasta cubrir y borrar cada una de nuestras faltas, acaso, ¿no es a esto que estamos llamadas?

Les exhorto mis amadas hermanas que reflexionemos en esto, el Señor sabe que hay heridas profundas, dolorosas y casi imposibles de borrar, pero es Él quien tiene el poder para hacerlo todo nuevo y mejor. Pongámonos en las manos de nuestro alfarero, y dejemos que Él tome cada pedazo roto y reconstruya una vasija más fuerte y resiliente de cada una de nosotras.

Dice el Señor: “Y cuando oren, si tienen algo contra alguien, perdónenlo, para que también su Padre que está en los cielos les perdone a ustedes sus ofensas. Porque si ustedes no perdonan, tampoco su Padre que está en los cielos les perdonará a ustedes sus ofensas” (Mr 11:25-26).

“Perdonen, y serán perdonados” (Lc 6:37c).

Dios las bendiga mucho😇😍

Categorías: G.A.N.G.