Devocional Mateo 2:2

Publicado por Victory Outreach Cuba en

Leamos en esta mañana la Palabra del Señor en el libro de Mateo 2:2
“¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”

En ese tiempo existían unos magos o sabios que venían del Oriente, y guiados por una estrella recorrieron kilómetros llegando hasta Belén de Judea, con la única intención de adorar al niño Jesús.
Lo hicieron basándose en una profecía; y llegar ante Él y adorarle era símbolo de que reconocían que ese bebé, era el Rey de reyes, Señor de señores, digno de toda la adoración.

Mis amados hermanos estos hombres llegaron hasta allí, porque se habían trazado un propósito, tenían una meta que cumplir, ellos sabían quién era y lo que representaría para la humanidad, conocían que Él sería el Salvador del mundo, y en honor a eso se dispusieron a hacer ese largo recorrido, con el único objetivo de adorarlo. Ellos no tenían porqué hacerlo, pero tomaron una decisión y la llevaron a cabo.

¿Estaremos dispuestos a hacer lo mismo?

Hoy conocemos que ese niño es el Señor, nuestro Señor, Salvador y Redentor; como aquella vez, hoy sigue siendo digno y merecedor de adoración. Adorarlo es sencillo, pero requiere de un esfuerzo de nuestra parte, es una decisión que debemos tomar; y esta parte no es sencilla, cuesta, pero podemos fijarnos una meta, trazarnos un plan y contra todo pronóstico seguir hasta al final para así alcanzar la corona de la vida eterna.

Así como los sabios se aventuraron en esa travesía para llegar hasta Belén, nosotros también debemos aventurarnos cada día, para darle a Dios nuestra máxima expresión de adoración.

Ese esfuerzo va a acompañado de obediencia, entrega y sacrificio, pues el Señor mismo nos dice en su Palabra “toma tu cruz y sígueme”.

Alcance Victoria Cuba🇨🇺 darle muestras de amor a nuestro Señor, no debe ser cosa de un día, sino de todos los días, debemos disponernos cada día a venir delante del Trono de la Gracia y mostrarle que lo amamos y adoramos.

Fijemos el curso de nuestra vida en dirección a Cristo, hagámoslo con todo empeño y dedicación, buscando de Él en todo momento, esta es la máxima expresión de adoración a Dios.

OREMOS EN ESTA MAÑANA PARA QUE SEAMOS ESOS ADORADORES EN ESPÍRITU Y VERDAD QUE BUSCA EL SEÑOR.

Dios te bendiga.
Sem. Ivania Zequeira
Ps. Abel y Angélica Pérez

Categorías: Devocionales