Devocional Números 13:28

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#DiscipulandoALaProximaGeneracion

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de Números 13:28
“Mas el pueblo que habita aquella tierra es fuerte, y las ciudades muy grandes y fortificadas; y también vimos allí a los hijos de Anac.”

Diciembre es el mes en que
recordamos y celebramos los logros y éxitos obtenidos, recordamos los momentos tristes y aquellos que quisiéramos revivir.
Lo triste es cuando caemos en uno de esos pensamientos que nos vienen a la cabeza y decimos ¡Si hubiera dado el paso de forma positiva, quizás hoy estuviera disfrutando de esa bendición! No se que piensas en este momento pero donde acabas de leer la palabra bendición pudieras poner allí: Ministerio, Profesión, Pareja u otra cosa.

La cuestión es que cuando nos expresamos así muchas veces es porque en el momento fuimos bien negativos y pesimistas.
Les invito que puedan leer completo el capítulo 13 del libro de Números para un mayor entendimiento del versículo que les acabo de compartir

Diez de los doce espías que inspeccionaron la tierra prometida fueron negativos y pesimistas con el informe que presentaron a Moisés: “No podían conquistar la tierra (Canaán) porque las ciudades eran fortificadas y grandes, porque allí habitaba una raza gigantes (los hijos de Anac) y otros pueblos, porque según ellos eran más fuertes que los israelitas, porque si entraban se abría la tierra y los tragaba y se veían como langostas” (Números 13: 1-33).

Lograron contagiar a toda la congregación de Israel con su negativismo, pesimismo y lo más triste fue que el pueblo se dejó contaminar de ellos por sus palabras negativas, pesimistas e incrédulas, de tal manera que se desalentaron y atemorizaron.

Ahora bien la diferencia era que existían dos jóvenes, uno llamado Josué y otro Caleb. Estos tenían una actitud diferente y distinta: POSITIVA, OPTIMISTA y con FE de que sí se podía conquistar la tierra.

En esta mañana me gustaría que pudieras entender que la negatividad no es nada buena, todo lo contrario; más bien es el resultado de un alma entenebrecida, en penumbra y oscuridad, que se desliza en la pereza y la desidia: Es pesimismo frente a los desafíos de la vida; es una persona que no quiere intentar la lucha y se esconde detrás de argumentos derrotistas y fatalistas para justificarse a sí misma, es una derrota anticipada, es incredulidad, es pecado.

Un cristiano lleno del Espíritu Santo mantiene una actitud positiva en la vida porque ha decidido obedecer a Dios. La fe en Dios está llena de posibilidades para sobreponernos al negativismo de este mundo incierto.
Aún en medio de los desfallecimientos generalizados, el hijo de Dios tiene una esperanza de gloria de redención final y completa.

Alcance Victoria Cuba🇨🇺si queremos terminar el año en Victoria tenemos que dejar de una vez y por todas ese negativismo que nada bueno nos trae y no permitirnos a nosotros mismo un estancamiento espiritual.

Es tiempo de madurar y ser positivos, sabiendo que somos más que vencedores en Cristo Jesús y que todo lo que hagamos conforme a la voluntad del Padre será bendecido y respaldado por Él.

Asi que es mi oracion en esta mañana que podamos mantener una actitud positiva y de una manera sabia identificar en el pueblo de Dios personas con el carácter de Josué y Caleb las cuales nos puedan acompañar en esta hermosa carrera.

Dios les bendiga mucho.
Sem. Yaneysi Mustelier (Tuti)
Ps. Abel y Angelica Pérez.

Categorías: