Devocional 1ª Juan 1:10

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#DiscipulandoALaProximaGeneracion

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de 1ª Juan 1:10
“Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

Cuando se acerca el final de un año siempre llegan los balances, como si el futuro comenzara el 1 de enero.
“¡Por favor! No veo la hora que este año se termine” es una de las tantas expresiones de deseo que escuchamos a esta altura del año. Pareciera que son más los objetivos que no hemos logrado que los que sí hemos alcanzado, que fueron más los momentos negativos que aquellos positivos, que en esa “suma y resta” todo indica que es altamente probable que el resultado sea desfavorable.

La realidad es que muchas veces nos expresamos así porque sabemos que hay pecados ocultos que solamente Dios y uno sabe. Llegamos a pensar de forma ingrata que terminado el año, tienen que llegar a nuestras vidas nuevas oportunidades acompañadas de bendiciones.

¿Y sabes que ?
NO VAS A VER LA BENDICIÓN DE DIOS SOBRE TU VIDA MIENTRAS LE SIGAS DESAGRADANDO DE LA MANERA QUE TÚ BIEN SABES.

Es que es vergonzoso y muy poco ético que pensemos que ya porque somos cristianos Dios justifica nuestro mal proceder y hasta comprende el motivo de nuestra desobediencia.
Una de las mejores formas de cerrar tu año en Victoria es dejando a un lado ese pecado que sabes que desagrada a Dios completamente.

La Palabra de Dios nos enseña cómo vivir y qué creer, nos revela cuando hemos escogido senderos erróneos y nos ayuda a regresar al sendero correcto.
Cuando somos capaces de ser críticos y autocríticos, podemos reconocer nuestras faltas y no precisamente tiene que venir un líder a discípularnos nuevamente cuando ya deberíamos estar en un nivel de madurez bien grande.

Suele suceder que muchas personas en el mundo cuando hablan de conducta y de moral tienen conocimiento de cómo se debe comportar un cristiano y muchas son las veces que nos señalan y nos dicen eso no lo hacen los cristianos…..

¡Esto me habla mucho!

Y es que a veces nos hacemos los ingenuos y los que desconocemos la voluntad de Dios. Es muy necesario en medio de estos tiempos que podamos reconocer nuestros pecados delante de Dios y arrepentirnos de todo corazón. Si arrastramos el pecado de un año para otro, las consecuencias pueden ser más severas y te pierdes por completo la gran bendición de ser libre.

¡Cristo nos hizo libre!

Pienso que una oportunidad es algo que toda persona desea, así que este nuevo año tienes que verlo como esa nueva oportunidad que Dios te está dando de estar bien ante sus ojos. El objetivo es que aproveches este tiempo al máximo, pero para eso tienes que soltar esa mochila de pecados que no te deja avanzar.

Alcance Victoria Cuba🇨🇺es tiempo de dejar todo pecado oculto que sabemos que nos atrasa en nuestra vida espiritual y relación con Dios.

Oremos en esta mañana para ser bien radicales en cuanto a soltar todo pecado y así de esta forma terminar y empezar un año en Victoria.

Dios les bendiga mucho.
Sem. Yaneysi Mustelier (Tuti)
Ps. Abel y Angelica Pérez.

Categorías: