Devocional Deuteronomio 33:29

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#DiscipulandoAlaProximaGeneracion

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de Deuteronomio 33:29

“Tus enemigos tratarán de engañarte.” Deuteronomio 33: 29. (Biblia de Jerusalén)

Buen día!!! Cuando leemos el capítulo completo nos damos cuenta de algo especial, estaba Moisés bendiciendo a las doce tribus de Israel ,una por una, pero en este versículo le da una bendición especial al pueblo completo, una palabra que podemos hacerla nuestra en esta mañana. Bienaventurado tú, oh Israel.¿Quién como tú, Pueblo salvo por Jehová, Escudo de tu socorro, Y espada de tu triunfo? Así que tus enemigos serán humillados,Y tú hollarás sobre sus alturas. Deuteronomio 33:29 RV1960

Nuestro enemigo, el diablo, es un mentiroso desde el principio; pero es tan convincente que, al igual que nuestra madre Eva, somos conducidos a creerle.

Sin embargo, en nuestra experiencia comprobaremos que es un mentiroso.
Nos va intentar detener en este año de conquista, donde estamos a punto de entrar en la Tierra Prometida, y nos pondrá todo tipo de obstáculos para que no lleguemos a poseer lo que nos toca por Gracias, porque no lo merecemos, pero a Dios en su infinita misericordia le ha placido.

Nos dirá que deshonraremos nuestra profesión, intentará poner en duda nuestro llamado, e incluso que pereceremos con la condenación de los apóstatas; pero, confiando en el Señor Jesús, nos mantendremos en nuestro camino y comprobaremos que Jesús no pierde ninguno de los que Su Padre le ha dado.

Nos dirá que nuestro pan faltará, y que moriremos de hambre con nuestras familias; sin embargo, el Alimentador de los cuervos no nos ha olvidado todavía, y nunca lo hará, sino que nos adereza mesa en presencia de nuestros angustiadores. Salmos 37:25

Nos susurrará que el Señor no nos librará de la prueba que se vislumbra a la distancia, y amenaza diciendo que la última onza romperá el lomo del camello. ¡Es un gran mentiroso!

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 Pues espero que entiendas que el Señor no nos dejará nunca, ni nos abandonará. “¡Líbrele ahora!”, gritará el adversario nuestro, pero el Señor lo acallará viniendo a nuestro rescate.
Tenemos promesas de Dios, así que no nos detengamos, trabajemos duro este año y veremos la gloria de Dios sobre nosotros. Ah! Y NO nos dejemos engañar fácilmente por cualquiera que venga a contarnos una falsa historia
1 Juan 2:19. Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

OREMOS PARA QUE DIOS NOS LIBRE DE SER ENGAÑADOS
Dios le bendiga mucho
Sem. Andy Rodríguez
Ps Abel y Angelica Pérez

Categorías: Devocionales