Devocional Efesios 5:14

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#AñoDeAceleramiento

Buenos días 😇 leamos en esta mañana la Palabra del Señor en el libro de Efesios 5:14
“Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.”

¿Usted conoce que es la hipersomnia? 🤔 Es cuando una persona duerme excesivamente, incluso en situaciones anormales. Está condicionado por la falta de sueño, desajuste en su horario, el consumo de sustancias nocivas, entre otros. Y la mejor manera de tratar esta afección es adoptando una rutina de sueño regular y evitando el uso de sustancias dañinas.

Imagine este padecimiento en lo espiritual; lamentablemente existe similitud. No estoy hablando de aquella persona que se duerme literalmente, sino de la que está dormida espiritualmente. Sí, hay quien vive su vida en un hipersomnio espiritual.

Duerme cuando debe estar avivado y en fuego para Cristo, porque ha estado consumiendo mundo y por ende se desconecta de cómo se está moviendo la iglesia. Y la única medicina para eso, es volver a reconectarse a la iglesia y reenfocarse en Cristo.

Consumir lo que ofrece la sociedad, llevar una vida “desajustada” espiritualmente, es decir: no leer la Biblia, no orar, no congregarse, no intimar con Dios y demás, hace que caigamos en ese letargo profundo y catastrófico; del cual solo podemos levantarnos si decidimos buscar al médico divino y aceptar que su medicina es suficiente para levantarnos y con su ayuda, escalar hasta el próximo nivel.

Es que cuando caemos en este estado, nos estamos perdiendo de muchas cosas que Dios había de antemano preparado para nosotros, incluso retrasamos la bendición de Papá, y al final quedamos estancados, dando vueltas en el mismo lugar, viendo como todo y todos continúan, menos nosotros.

Alcance Victoria 🇨🇺 Dios desea que sus hijos estén activos, porque su Palabra dice que de nuestro interior correrán ríos de agua viva, y esto solo sucederá si estamos avivados y en fuego para el Señor.

Salgamos de ese letargo, levantémonos, degustemos de ese poderoso medicamento, que es Cristo, porque solo así veremos resplandecer en nosotros la luz de Jesús.

Amad@ herman@, todo tiene su tiempo, y este es el tiempo de estar activos para la gloria de Dios.

OREMOS EN ESTA MAÑANA PIDIÉNDOLE AL SEÑOR QUE NOS LEVANTE Y NOS POSICIONE.

Dios les bendiga abundantemente.
Sem Ivania Zequeira
Ps Abel y Angélica Pérez

Categorías: Devocionales