Devocional 1 Juan 2:15

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#AñoDeAceleramiento

Leamos en esta mañana la Palabra del Señor en el libro de 1 Juan 2:15
“15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”

Si hay algo que es triste en estos días es el mirar como en ocasiones el hombre ama desmedidamente las cosas de este mundo y sin embargo no es capaz de considerar el amar a aquellos que a diario le rodean o viven con él.

La Biblia es mas que clara cuando por medio del pasaje de esta mañana nos advierte a TODOS y mas a nosotros los hijos de Dios a NO AMAR AL MUNDO NI LAS COSAS QUE ESTAN EN EL MUNDO. Muchas veces me he preguntado el por qué el apóstol Juan se tomó la delicadeza y el tiempo de traer esta advertencia y lo que consigo como respuesta es que el apóstol mismo sabía y conocía lo efímeras, pasajeras y temporales que son las cosas de este mundo y como estas terminan robándoles a todos los que ponen su confianza en ellas la oportunidad de enfocarse en AMAR A DIOS y a los que con ellos viven mientras pasan por este mundo, SUS PROJIMOS.

La realidad es que las cosas son pasajeras pero las personas que amamos son eternas pues aunque todos algún día moriremos siempre quedamos vivos en los corazones de quienes nos aman y aprecian. No existe mejor decisión que podamos tomar que depositar nuestro amor en Dios primeramente y luego en quienes nos rodean.

Amar el mundo desviará tu atención de aquellas cosas que son verdaderamente trascendentales y te enfocará en los placeres temporales y superfluos de este siglo; sembrar para lo eterno es la mejor decisión que tú y yo podemos tomar y que de seguro afectará completamente y para bien nuestras vidas.

Alcance Victoria Cuba🇨🇺pon en práctica el amor a destiempo pero no a las cosas pasajeras de este mundo sino más bien aquello que no pasa sino que permanece para siempre: Dios!

Aquellos que Dios ha puesto a tu alrededor ÁMALOS intensamente, y haz que a través de ti ellos puedan disfrutar de lo que es el amor a la manera de Dios, incondicional y perdurable, verdadero y eterno.

Dios te bendiga mucho!
Ps Abel y Angélica

Categorías: Devocionales