Devocional Números 6.23–26.

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#AñoDeAceleramiento

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de Números 6.23–26.
“Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.” (Números 6.23–26, RVR60)

La presentación de un niño es un momento de sumo gozo en cualquier servicio dominical. Este acto de fe, donde traemos a nuestros hijos a la iglesia para declarar la bendición de Dios sobre ellos, añade bendición a toda la familia.

La familia es la primera institución creada por Dios. En el principio Dios creó a Adán y a Eva para que juntos gobernaran la tierra. El que la familia esté unida y sirviendo a Dios de manera activa es el centro de la voluntad de Dios para el ser humano.

En una época donde la familia se ve tan amenazada cabe entonces una pregunta, ¿cómo vamos a salvaguardar esta tremenda responsabilidad que Dios nos ha dado?

La mejor manera es sin lugar a dudas poniendo a Dios en el centro de nuestro hogar. No tengo sombra de arrepentimiento por enseñarle a mis hijos desde muy pequeños a buscar a Dios de todo corazón. No en vano la palabra dice “Pro 22:6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.”

Los tiempos que vivimos hoy son convulsos, el estrés cotidiano nos envuelve, pero ¡CUIDADO! No descuidemos el fuego espiritual de nuestros hogares por el afán cotidiano. Se vuelve imprescindible en este tiempo mantener avivada la llama de la consagración como nunca antes.
Jesús compara los fundamentos de una casa sobre la roca y una casa sobre la arena en Mateo 7:24-27. La casa sobre la roca fue capaz de soportar vientos y tempestades, sin embargo, la casa sobre la arena zozobró ante la primera dificultad. Desafortunadamente, hay muchas familias que, al no estar completamente consagradas al Señor, cuando llegan los primeros vientos contrarios terminan destruyéndose.

Amada Iglesia Alcance Victoria Cuba; Oremos esta mañana con el fin de consagrar nuestra familia. Seamos sensatos y entreguemos nuestro hogar, nuestros seres queridos, nuestros hijos, nuestros matrimonios al Señor y confiemos en que Él traerá bendición hasta que sobre y abunde.

Dios les Bendiga muchos.
Sem. YOSMEL Hdez
Ps Abel y Angelica

Categorías: Devocionales