Devocional Deuteronomio 6.5

Publicado por Victory Outreach Cuba en

#AñoDeAceleramiento

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro de Deuteronomio 6.5 (RVR60) —
“5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.”

Esta porción de las escrituras que acabamos de leer es considerada como El Gran Mandamiento. Los judíos tenían la costumbre de recitar esta porción de las escrituras diariamente. Desde el verso 4 hay un llamado solemne al pueblo de Dios. “Escucha Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. Escuchar requiere que por un momento callemos en nuestras palabras, que dejemos a un lado nuestros argumentos y abramos nuestros oídos para recibir la palabra de otro. Queridos es imposible amar a un Dios del cual no hemos escuchado. Es imposible amar a un Dios que no conocemos. Es imposible amar a un Dios que no proponemos oír por medio de su PALABRA.

Si miramos al contexto histórico de este pasaje entenderemos que en el momento en que Moisés estaba dando este mandamiento al pueblo, las naciones vecinas tenían infinidad de Dioses. Por tanto, el mandamiento de amar al Señor con TODO sencillamente significaba que no había lugar para reservas. Dios exige una completa lealtad, dicho de una manera más sencilla Dios espera que CONSAGREMOS NUESTRAS VIDAS POR COMPLETO.

Ahora hay algo en lo que quiero hacer énfasis en esta mañana. El amar a Dios no puede estar basado en nuestros sentimientos ni en nuestro estado de ánimo. Siempre he defendido la idea de que el amor es una decisión. De la misma manera que Dios decidió enviar a su hijo a morir por nosotros para darnos vida y vida en abundancia, de esa misma forma Él espera que tomemos la decisión diaria de entregarnos sin reservas en un amor sincero y genuino.

Una vida consagrada es aquella que gasta sus fuerzas en el Señor. Algo curioso es que esta palabra que se traduce por fuerzas en el hebreo es “me’od” que significa mucho. Entonces traduciendo literalmente sería amarás al Señor con todo tu mucho. Quizás como hispanohablantes para nosotros esta frase carezca de sentido, pero lo que quiere decir es que debemos amar a Dios sencillamente con todo lo que somos, con todo lo que abarca nuestro Ser. Debemos amar a Dios de forma completa y sin reservas, cada pedazo de nosotros debe amar a Dios.

Querida Iglesia Alcance Victoria Cuba, Oremos esta mañana para consagrarnos de forma genuina y autentica a nuestro Dios. Que podamos amar a Dios con intensidad, que encontremos gozo y deleite en cumplir sus mandamientos. Hermanos, enamórense del llamado, de las almas, enamórense de la obra que Dios hace por medio de nosotros. Líbrenos Dios de esas duras palabras a la iglesia de Éfeso en Apocalipsis 2:4 “Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.”

Hermanos, sé que son tiempos difíciles, que el estrés, la incertidumbre hace mella en la fe y a consagración de muchos. Pero aferrémonos al amor de Dios, recordemos 1Jn 4:18 cuando dice “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor”. Dios te ama, DIOS TE AMA MUCHO. Él te amó primero y espera que puedas tomar diariamente la decisión de amarle y consagrarte para Él. Una vida consagrada al Señor es una vida en VICTORIA.

Dios les bendiga mucho
Sem. YOSMEL Hernández
Ps Abel y Angelica

Categorías: Devocionales