Devocional JUAN 3:14-17

Publicado por Victory Outreach Cuba en

AñoDeAceleramiento

Leamos en esta mañana la palabra del Señor en el libro JUAN 3:14-17
“14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. “

Este Viernes Santo quiero invitarte a agradecer a Dios por su infinito amor que nos mostró en la cruz del calvario.
El capítulo 1 de Juan empieza hablándonos que Jesús era la luz del mundo, luz que traía esperanza y vida. Y un día como hoy viernes al ver colgado de la Cruz a nuestro Señor y Salvador, mientras agoniza por su vida, vemos que la luz se apaga y la tierra se ve conquistada por una terrible oscuridad.

Lo impensable sucede: Jesús, el gran maestro, el hacedor de milagros, colgado de una cruz y ni siquiera intentó defenderse. ¿Qué estaba sucediendo? ¿Te imaginas a sus discípulos, a su madre y a todos aquellos que sabían que su poder era infinito? ¿Te imaginas lo que debían pensar aquellos que habían contemplado la resurrección de Lázaro por la autoridad de la voz de Jesús? ¿Cómo podía ser, por qué no se defendía?

Si hay algo que me llama mucho la atención es el hecho de que Dios mismo estaba dispuesto a alterar su esencia para salvarnos. Cada vez que leo la historia de Jesús se me mezclan las emociones y me quebranto. Dios, que es inseparable en su esencia, se rompe para darnos la bienvenida a nosotros. En medio de una sociedad que no hace más que cerrar puertas, fronteras y corazones, Jesús revoluciona el mundo y dice: “quien quiera puede venir, mis brazos están abiertos”. Que tremenda enseñanza nos da el amado maestro y Señor desde la Cruz.

Alcance Victoria Cuba 🇨🇺 no podemos nosotros hacer menos que ofrecerle a nuestro Señor nuestras vidas consagradas y dispuestas del TODO!

Jesús fue rechazado para que nosotros fuéramos aceptados y esto creo deberíamos de AGRADECERLO en todo tiempo y a toda hora porque es menos de lo que hoy por hoy hemos recibido y tenemos.

Oremos dando gracias a nuestro Señor Jesus por tomar nuestro lugar en la cruz

Dios les bendiga mucho.
Ps Abel y Angelica

Categorías: Devocionales